La mujer avanza en el mundo árabe

Arabia Saudí ha llevado a cabo este fin de semana un hecho sin precedentes con el anuncio de que las mujeres podrán votar y ser candidatas en las elecciones a partir de 2015. Este anunció no debería de sorprender sino fuera porque el reino saudí era el único país del mundo en el que existía esta discriminación entre hombres y mujeres.

A pesar de lo sorprendente que pueda parecer en occidente, estas diferencias entre hombres y mujeres son muy comunes en los países árabes. Esto se debe a que además de obedecer a la a la Sharia, Ley Islámica, se rigen por unos derechos civiles conocidos como el ‘Fiqh’ que acotan la Ley Islámica. “Hay una tendencia a confundir la Sharia, con el ‘Fiqh’. Lo que se aplica en los distintos países es el fiqh, esto muestra las diferencias que existen entre unas zonas y otras” señala M. Laure Rodríguez Investigadora del EMUI de la Universidad Complutense de Madrid.

De esta manera se explican las diferencias y similitudes que hay entre los países árabes a la hora de interpretar el islam. Rodríguez destaca que “Se ha producido una degradación de la tradición islámica y la tergiversación de los textos sagrados”. A pesar de este  pequeño paso, Arabia Saudí sigue siendo el país en el  que las mujeres tienen menos libertades. No pueden conducir, salir solas a la calle o ir descubiertas. Unas condiciones que en otros países han ido eliminándose.

Pero este no es el único caso en el que la mujer sale perjudicada. El vicepresidente de la Junta Islámica, Mouhammad Escudero, apunta que el estatuto familiar influye en la sociedad hasta tal punto que la mujer no puede elegir a su marido. El padre o el tutor, también conocidos como ‘Wally’ debe aprobar previamente la pareja de la mujer. Escudero relata otros ejemplos como el tema de la poligamia, “aún sigue en vigor en algunos países y solo la pueden llevar a cabo los hombres. Pero no se contempla una poligamia femenina”.

En algunos países de tradición musulmana como Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Jordania las mujeres han ido adquiriendo poco a poco más libertades. La profesora de Historia del Islam de la Universidad de Granada, Caridad Ruiz de Almodóvar, cuenta que las mujeres solo tienen el derecho a recibir la mitad de la herencia de su familia dentro de las personas de su mismo rango como son los hermanos. “En el caso de que la mujer sea hija única, la mujer recibirá su mitad y los hombres de su familia de otro rango, como primos o tíos, recibirán la otra parte, afirma Ruiz de Almodóvar. A pesar de esto, en los últimos años estos países han ido progresando en libertades. “Algunos han rebajado la mayoría de edad a los 18 años y otros han eliminado la obediencia obligatoria de las mujeres a los hombres, como es el caso de Marruecos, Argelia y Túnez” dice.

Publicado en Te interesa

Anuncios