Congreso español rechaza estudiar prohibición del burka

Por Alice Tozer

MADRID (Reuters) – 20 de julio de 2010. Una propuesta para estudiar la prohibición en lugares públicos del uso del burka en España fue rechazada el martes por el Parlamento, semanas después de que Francia y Bélgica declararan ilegal el vestir esta prenda o el niqab.

El opositor Partido Popular había presentado una resolución en la que pedía al Gobierno socialista que estudiase la prohibición de los velos que cubren la cabeza y el cuerpo, siguiendo medidas similares en Europa e incluso en algunas ciudades españolas.

La resolución fue rechazada por 183 votos contra 162, mas dos abstenciones, en la Cámara Baja, pero aunque se hubiera aprobado no habría sido vinculante para el Gobierno.

Los que se oponen a la prohibición del velo dicen que perjudicaría a la democracia y violaría los derechos religiosos mientras que los defensores dicen que es una cuestión de seguridad nacional y de adaptación a las costumbres locales.

La portavoz del grupo parlamentario del PP, Soraya Saenz de Santamaría, dijo que prohibir el velo restauraría la dignidad y la identidad de las mujeres.

‘Es muy difícil de entender que mientras nuestros soldados luchan en Afganistán por la libertad de esas mujeres, el Gobierno no tenga el coraje de defenderlas aquí, dijo.

Las mujeres y los grupos musulmanes dicen que tan sólo unas pocas féminas usan en España el niqab, por el que sólo se ven los ojos, y quizá ninguna utilice el burka, que sobre los ojos tiene una ventana entramada.

El mes pasado, Barcelona se convirtió en la primera gran ciudad en prohibir los velos que cubren el rostro en los edificios públicos como mercados o bibliotecas, uniéndose a otras localidades catalanas más pequeñas, como Lérida y El Vendrell, que adoptaron medidas similares este año.

Laura Rodríguez Quiroga, de la Unión de Mujeres Musulmanas en España, dice que actualmente hay un Islam conservador en zonas como Lérida, pero que no es el caso en la mayor parte del país.

‘No identificarte en los edificios públicos ya es, con bastante razón, ilegal en España. No necesitamos una ley específica sobre el burka o niqab’, dijo.

En abril, la Cámara Baja belga votó por amplia mayoría a favor de prohibir toda ropa que cubra total o parcialmente el rostro. La semana pasada Francia, donde viven alrededor de cinco millones de musulmanes, hizo lo mismo.

Los Senados de ambos países tiene previsto aprobar las iniciativas en las próximos meses.

España, donde la comunidad musulmana es alrededor del 2,3 por ciento de la población total, tiene una larga historia tanto de tolerancia como de fricción con el Islam, en parte como resultado de los casi ocho siglos de presencia e influencia árabe en partes de la península hasta el siglo XV.

(Reporte adicional de Edgar Aribau; Traducido por la Redacción de Madrid)

 

Ir a la noticia original

Anuncios